¿Qué es una ITE?

La ITE – Inspección Técnica de Edificio – es una inspección periódica que deben pasar los edificios de más de 50 años de antigüedad para determinar sus correctas condiciones de habitabilidad, estanqueidad y estabilidad constructiva, así como el comportamiento energético del edificio y el estudio de los recorridos con arreglo a la normativa de accesibilidad. En este estudio quedan fuera las instalaciones mecánicas, eléctricas y de telecomunicaciones dado que estos elementos suelen ser regulados por normativas específicas.
La ITE es una inspección visual realizada por un técnico competente arquitecto o aparejador, y debe ser encargada por los propietarios del inmueble.
La ITE se formaliza en un completo informe técnico que abarca la práctica totalidad de los elementos del inmueble.

¿Es obligatorio pasar la ITE?

Todos los edificios residenciales que se encuentren en los 3 siguientes supuestos deberán pasar la ITE obligatoriamente:

Edificios residenciales con más de 50 años.
Edificios catalogados o protegidos, con independencia de su antigüedad y régimen de protección.
Edificios que deseen obtener subvenciones públicas para realizar reformas totales o parciales independientemente del año de construcción.